Obviar



La batalla de Midway

Imagen

Moderadores: Alto Mando FSGM, Cuerpo Operaciones Especiales, Policia Militar FSGM

La batalla de Midway

Notapor jess75 » Mar Abr 14, 2009 9:58 am

La victoria americana en Midway demostró que los japoneses no eran invencibles y permitió a los Estados Unidos pasar a la ofensiva en el Pacífico.

Imagen

El crucero pesado japonés Mikuma es atacado por los bombarderos americanos en picado SBD-3, durante la batalla de Midway.


La batalla de Midway fue una de las decisivas de la Segunda Guerra Mundial, aun cuando en aquel momento no pareció más que una simple interrupción temporal de las victorias niponas. La disparidad entre las fuerzas contendientes era tan grande, que el éxito de los japoneses se daba por descontado; no obstante, esta derrota elevó la moral de los americanos, que pudieron establecer las auténticas proporciones de la potencia del adversario.
El atolón de Midway, constituido por dos islas primcipales que encierran una laguna y por algunos islotes más pequeños, se halla a mitad de camino entre Pearl Harbor y el Japón; por tanto, constituía una base estratégica para las fuerzas americanas que intentaban detener el avance japonés a través del Pacífico central. El comandante jefe de la flota japonesa lo consideraba un lugar para presentar batalla a los portaaviones de la Marina americana, librados del desastre de Pearl Harbor.
El almirante Isoroku Yamamoto estaba también convencido de que el perímetro defensivo constituido por las bases insulares conquistadas después del ataque a Pearl Harbor requería la inclusión de Midway para consolidarse, y que, una vez conquistado, el atolón serviría como óptimo trampolin para el lanzamiento de los ataques a Pearl Harbor.

Imagen

Un avión japonés en llamas, alcanzado por el tiro antiaéreo de los buques en el transcurso de la batalla.

La sorpresa era fundamental

La sorpresa constituía la base del éxito del plan de Yamamoto, por lo que, el 3 de junio de 1942, ordenó una incursión contra las islas Aleutianas con objeto de atraer la flota americana del Pacífico hacia el Norte, dejando campo libre a los japoneses para conquistar Midway. Tan pronto los aviones japoneses hubieran podido despegar de las pistas del atolón, les hubiese sido factible lanzar ataques pesados por vía aérea contra los buques americanos, mientras las unidades de superficie y los submarinos habrían completado la obra.

Imagen

Los aviones torpederos TBD-1 Devastator a bordo del Enterprise poco antes de despegar; tan solo cuatro de estos aviones regresaron al portaaviones.


Imagen

Para llevar a cabo el plan, la flota japonesa fue dividida en cierto número de grupos operativos: una fuerza de ataque a las Aleutianas, compuesta por dos portaaviones ligeros, que cubriría una fuerza de desenbarco destinada a ocupar las islas de Adak, Attu y Kiska; dos núcleos principales, uno de ellos formado por cuatro grandes portaaviones y unidades de escolta, al mando del vicealmirante Nagumo, y el otro por nueve acorazados y dos portaaviones ligeros, al mando del mismo Yamamoto, como fuerza de apoyo retrasada a 480 Km; una fuerza para ocupar Midway, compuesta por dos acorazados, seis cruceros pesados y un contingente de desenbarco de 5.000 hombres, a las órdenes del almirante Kondo; y un grupo de dragaminas. Asimismo, se había previsto una avanzadilla de submarinos que hubieran interceptado los refuerzos americanos dirigidos a Midway, procedentes de las Aleutianas o de las Haway.

Imagen

Las tripulaciones y sus mandos tenían la moral muy alta: el 7 de diciembre de 1941 habían causado gravísimos daños a la flota americana de Pearl Harbor, luego hundieron los acorazados británicos Prince of Wales y Repulse, en el golfo de Siam, y expulsaron a ingleses y holandeses de las indias orientales. Además, la flota japonesa era superior en las prestaciones de los aviones embarcados y contaba con algunos de los más potentes acorazados del mundo. Frente a esta armada formada por 8 portaaviones, 11 acorazados, 22 cruceros, 65 destructores y 21 submarinos, la Marina americana podía oponer únicamente 3 portaaviones, 8 cruceros y 15 destructores. Los portaaviones contituían las unidades fundamentales, con sus unidades aéreas formadas por bombarderos en picado SBD-3 Dauntless, aviones torpederos TBD-1 Devastator y cazas F4F-4 Wildcat; pero tan solo el Enterprise y el Hornet estaban completamente operativos, puesto que el Yorktown había sufrido graves daños el 8 de mayo en la batalla del Mar del Coral, y fue reparado a toda prisa en Pearl Harbor en sólo tres días. Ni siquiera las Midway estaban bien defendidas, ya que disponían de sólo 54 aviones del Cuerpo de Marines (la mitad de los cuales estaban anticuados), 38 de la Marina (32 hidroaviones de reconocimiento Catalina y 6 aviones torpederos Avenger) y 23 de aviación (entre los que había 17 bombarderos B-17). El atolón también disponía de dos radares de detección que habían tenido un papel bastante importante en el descubrimiento a tiempo de los ataques aéreos nipones. No obstante, los estadounidenses contaban con un muy eficaz sistema de información: el 10 de mayo, los criptógrafos ya habían advertido al comandante jefe de la flota, el almirante Chester Nimitz, lo que pretendía Yamamoto con su probable objetivo de ataque, y el 30 de mayo, el último de los tres portaaviones había zarpado de Pearl Harbor rumbo al Pacífico central, sin ser detectados por las líneas de vigilancia de los submarinos japoneses.

Imagen

Un crucero japonés atacado, mientras efectúa maniobras evasivas.

A las 03:00 del día 3 de junio, las fuerzas del vicealmirante Hosogaya desencadenaron el ataque contra las Aleutianas, pero el almirante Frank Fletcher, comandante de los portaaviones americanos, no quiso abandonar su misión principal de proteger las Midway, ni siquiera cuando, a las 08:43, un Catalina informó del avistamiento de once buques enemigos. Al anochecer, los tres portaaviones estadounidenses se situaron a unos 320 Km al norte de las Midway, cruzando la derrota de los de Nagumo. A las 05:34, después de que uno de los Catalina de la base de Midway avistase los portaaviones japoneses, Fletcher ordenó al almirante Spruance que se dirigiera hacia el Sur con el Enterprise y el Hornet para atacar los buques enemigos; de momento, el Yorktown había quedado en posición de espera para recuperar sus aviones de reconocimiento, y para esperar mayor información sobre el dispositivo enemigo. Entretanto, el primer ataque de Nagumo provocó daños a las defensas de Midway, pero aproximadamente había sido derribada una tercera parte de sus 108 aviones. Ya había dado ordenes de preparar una segunda oleada de 93 aviones armados con torpedos para atacar los buques de superficie, pero al darse cuenta de que la defensa del atolón seguía activa, ordenó un nuevo ataque terrestre para eliminar la tenaz resistencia. Esto significaba llevar los aviones a los hangares para armarlos con bombas en sustitución de los torpedos y, al mismo tiempo, dejar las cubiertas libres para el regreso de la primera oleada; el complejo procedimiento hubiera requerido casi una hora, pero al cabo de 15 minutos, a las 07:28, Nagumo recibió la inquietante noticia de que se había divisado un grupo de diez buques al Nordeste. Los aviones de reconocimiento no habían descubierto la presencia de esta fuerza enemiga y Nagumo, desconcertado por encontrarse con las fuerzas enemigas a su espalda, ordenó al personal de reconocimiento que le proporcionara información más específica; asimismo, dispuso que los aviones a punto para el ataque fueran rearmados con los torpedos. El servicio de reconocimiento informó, a las 08:09, que se trataba de cinco cruceros y otros tantos destructores, pero dejó de mencionar el preocupante detalle de que los buques eran escoltados por un portaaviones: tan sólo lo comunicó 20 minutos más tarde.

Imagen

Tripulación y personal de vuelo evaluando los daños inferidos al Yorktown por los ataque aéreos japoneses.


Por su parte, Spruance había optado por hacer despegar inmediatamente los aviones de las unidades estadounidenses, esperando atacar a los japoneses mientras hacían apontar su primera oleada.
El primer ataque americano acabó en desastre: los 45 bombarderos y cazas del Hornet no alcanzaron sus blancos y los 15 aviones torpederos fueron derribados. Los aviones del Enterprise sufrieron graves pérdidas (regresaron sólo cuatro de los 14 aviones torpederos) y la misma suerte corrieron los que despegaron del Yorktown (10 aviones perdidos), mientras los portaaviones japoneses seguían indemnes. Entre tanto, alrrededor de las 10:20, los 37 bombarderos en picado despegados del Enterprise alcanzaron al Akagi y al Kaga, los cuales se incendiaron y hubieron de ser abandonados por la noche. Luego le llegó el turno al Soryu, alcanzado de pleno por tres bombas de 500 Kg lanzadas por los bombarderos en picado del Yorktown. Ardió durante casi dos horas antes de que el submarino Nautilus lo hundiera con tres torpedos. Por el contrario, el Hiryu mantenía intacta su cubierta de vuelo, y con él Nagumo decidió enfrentarse a los portaaviones americanos, dañados y faltos de aviones. Una vez confirmada por las unidades de reconocimiento la posición del Yorktown, hizo despegar para atacarlo 40 aviones del Hiryu en dos sucesivas oleadas, una a las 11:00 y otra a las 13:31. Hacia las 12:00, el radar del portaaviones americano detectó la primera a una distancia de tan sólo 74 Km y, a pesar de la encarnizada defensa de los cazas interceptores, el buque fue alcanzado por tres bombas: una dañó las calderas, la segunda provocó un incendio (controlado con los medios de a bordo) y la tercera explotó sobre la cubierta de vuelo. La unidad resultó gravemente dañada, pero los equipos de socorro extinguieron todos los incendios y recuperaron los 18 nudos de velocidad. La segunda oleada le lanzó dos torpedos. El Yorktown permaneció a flote, pero todos los aviones aptos para volar fueron transferidos al Enterprise. El 6 de junio, después de una lucha sobrehumana por parte de los equipos de socorro del destructor Hammann, el Yorktown fue avistado por el submarino enemigo I-168. Un torpedo hundió el Hammann, que estaba abarloado al portaaviones, y otros dos abrieron los costados del Yorktown, que se hundió a las 05:00 de la mañana siguiente, mientras el I-168 lograba escapar de las cargas de profundidad lanzadas por los destructores americanos.

Imagen

El Yorktown fotografiado en pleno ataque. Después de haber sido alcanzado por bombas y torpedos, acabó torpedeado por el submarino I-168, hundiéndose el 6 de junio.

No obstante, la buena suerte estaba abandonando el Hiryu. De hecho, antes del ataque al Yorktown, el almirante Fletcher había dado instrucciones para su búsqueda, y uno de los aviones encontró y señaló la posición del último portaaviones japonés. A las 15:30 se lanzó una oleada de 24 bombarderos en picado que, al cabo de una hora y media, lo alcanzaron de pleno con cuatro bombas que, dada su escasa protección, incendiaron el buque, provocando explosiones del combustible y de las bombas que llevaban a bordo. A las 02:30 de la mañana siguiente, el Hiryu fue abandonado, y a las 09:00 se hundió. Yamamoto recibió con calma la grave noticia, pero retiró el mando a Nagumo por haber puesto objeciones a un plan desesperado para unirse a las fuerzas de ocupación de Midway y a la de la zona Norte.

Imagen

El fin está próximo para el portaaviones japonés Hiryu, atacado por aviones procedentes del portaaviones Enterprise. Alcanzado y gravemente dañado, alrrededor de las 17:00 horas del 4 de junio, se hundió por la mañana del día 5 (foto obtenida desde un avión japonés).


Pero las opiniones fueron más equilibradas cuando se supo que todavía quedaban dos portaaviones americanos intactos y que los dos portaaviones ligeros de Hosogaya estaban demasiado lejos para influir en la victoria final. Por su parte, Spruance había valorado la hipótesis de un combate nocturno, pero en vista de que las fuerzas japonesas hubieran tenido mayores ventajas dado que estaban mejor preparadas y armadas, ordenó a los portaaviones alejarse rápidamente de la zona de combate.

Imagen

Un triunfo para Nimitz

La Marina imperial japonesa perdió cuatro portaaviones, un crucero pesado, 322 aviones y 3.550 hombres en las Midway, frente a un solo portaaviones, 150 aviones y 307 hombres por parte de la Marina americana. En 1943, los japoneses consiguieron sustituir los portaaviones perdidos y también las tripulaciones de vuelo, muy entrenadas; pero después de la batalla de Midway ya no tomaron más la iniciativa estratégica: el golpe inflingido a la fe en sí mismos viene demostrado por el hecho de que la noticia del desastre permaneció censurada en Japón hasta 1945.

Imagen

Una vez terminado el combate, dos cruceros japoneses de la clase Mogami colisionaron entre sí: el mismo Mogami y su gemelo Mikuma. Sin cobertura aérea, fueron atacados por aviones americanos de la Task Force 16. El Mogami logró huir, pero el Mikuma se hundió (la foto muestra uno de los dos buques, probablemente el Mikuma).


En el plano táctico, la batalla de Midway marcó el inicio de las batallas “mas allá del horizonte”, es decir de las que se libraban mediante aviones embarcados sin acción directa de los buques de superficie. Pero el combate representó, por encima de todo, el éxito del servicio de inteligencia. Otros comandantes recibieron noticias reservadas antes de la batalla, sin ser capaces de aprobechar las ventajas; en cambio, Nimitz se sirvió de las unidades de interceptación para utilizar sus débiles fuerzas con la máxima eficacia.

El almirante Chester W. Nimitz

Imagen

Chester Nimitz nació en 1885 en Fredericksburg (Texas), y se especializó como submarinista- Durante la Segunda Guerra Mundial, en calidad de comandante jefe de la flota de Pacífico (CINCPAC), dio pruebas de un escepcional talento como estratega.
Después del ataque por sorpresa a Pearl Harbor, en diciembre de 1941, su primcipal misión fue proteger la base. Las dificultades encontradas durante el ataque a las islas Salomón, en el otoño de 1942, le indujeron a desarrollar la estrategia de “salto de las islas”, consistente en cercar los principales reductos japoneses apoderándose de las islas menos defendidas. En 1943 asaltó las islas Gilbert, y el verano siguiente atacó Saipan y Guam, en las Marianas, además de conseguir una gran victoria en la batalla del Mar de las Filipinas. En febrero de 1945, la isla de Iwo Jima fue conquistada mediante el asalto anfibio de los Marines, a lo que siguió la toma de Okinawa el mes de Junio. Nimitz y su estado mayor estaban planificando el ataque final a la isla metropolitana de Japón cuando fueron lanzadas las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.

Fuentes:
Texto y fotos: Navíos y veleros; historia, modelos y técnicas (Editorial Planeta-De Agostini S.A).
Un saludo.

   Imagen   Imagen Imagen
“Nunca tantos han debido tanto a tan pocos”

Condecoraciones: 32
Imagen
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen

Distintivos de Combate: 4
ImagenImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
jess75
Capitan General
Capitan General
 
Mensajes: 10100
Registrado: Mar Abr 07, 2009 5:09 pm
Ubicación: Sevilla
Ejercito: U.S.A
Arma: Aire

Re: La batalla de Midway

Notapor italianoderoma » Mié Ene 06, 2010 12:33 am





( Las láminas y fotografias incluidas en los articulo estan presentadas para acompañar a los artículos y lo estan sin ningun animo de lucro. La fuente normal es google, paginas web sin restricciones y fotos propias. El contenido del post. o es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.)
Avatar de Usuario
italianoderoma
Teniente Coronel
Teniente Coronel
 
Mensajes: 2064
Registrado: Sab Oct 24, 2009 4:46 pm
Ubicación: oasis de Giarabub
Ejercito: Italiano
Arma: Tierra

Re: La batalla de Midway

Notapor jess75 » Mié Ene 06, 2010 12:47 am

Gracias italiano, por completar con el documental. ;-)
Un saludo.

   Imagen   Imagen Imagen
“Nunca tantos han debido tanto a tan pocos”

Condecoraciones: 32
Imagen
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen

Distintivos de Combate: 4
ImagenImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
jess75
Capitan General
Capitan General
 
Mensajes: 10100
Registrado: Mar Abr 07, 2009 5:09 pm
Ubicación: Sevilla
Ejercito: U.S.A
Arma: Aire




Volver A Batallas Frente del Pacifico

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados